24 diciembre 2007

Delicias Navideñas

Una de las mejores cosas que trae la Navidad es ese aluvión de ediciones especiales de obras geniales. La fecha es un pretexto para gastar...y puestos a gastar, no faltan opciones.
Una de las primeras es la que ofrece La Cúpula, que nos premia con dos obras fundamentales de Daniel Clowes: una reedición de su cada vez más indispensable Ghost World y una recopilación de la columna vertebral de su obra 25 Aniversario de Bola Ocho.

Ya hablé en su día de Ghost World, pero ahora viene con una copia de la portada original en inglés y además en pasta dura. Es una de las grandes novedades. Aparte de la funda que solapa y guarda el cartón duro. Dicho cartón duro está diseñado como si de un cuaderno en blanco se hubiera tratado y que luego se ha adaptado para su publicación. El interior de la dura portada de cartón es rosa, pálido, con estrellitas y circulitos que rematan la encuadernación tan esmerada que tiene.
Las páginas, con un predominio absoluto del color azul gastado vienen aderezadas con una cobertura fotográfica en su papel. Es un papel un tanto especial, particularmente porque las huellas dactilares del lector quedan impresas a poco que lo rocen. Es tan bonito que casi te puede resultar doloroso el toquetearlo sin compasión, pero una obra así tiene que disfrutarse de ese modo: sin compasión.
Para fetichistas de libros y producto editorial en papel. Te hará mucha ilusión si conoces la historia y te molan las moleskine.

El segundo gran acierto es la edición del 25 th Anniversary Eight Ball. Es calcado al original en inglés, solo que en pasta dura y en español y la traducción tan impecable como se acostumbra para Clowes. La obra es una recopilación de algunos momentos estelares y el gran acierto es el hecho de esbozar estos momentos, pero nunca destriparlos. Por ello, quienes se acerquen por primera vez lo que conseguirán es ver una obra en la que se apuntan maneras y uno queda con ganas de más, con ganas de saber qué hay detrás de toda esa genial arquitectura de sociedad "trash", "alternativa" y tan absolutamente moderna.
Costaría mucho dar más razones para que te acerques a ellas de una manera inocente y sin prejuicios, pero si lo consigues (simplemente por probar) igual te llevas una sorpresa.

Besos y suerte...espero que hayas tenido unas felices fiestas.

17 noviembre 2007

Te dije que era un problema

Lo de esta chica no ha hecho más que empezar. Llevo unos días en los que no paro de enchufar mi equipo de música y quedarme maravillado ante lo que ha llegado a hacer esta británica a sus 24 añitos.
Back to black, su segundo album, es una auténtica joya que no puedes dejar de escuchar. Su voz es rabiosamente negra, propia de una gran diva que mira desde arriba, ante lo cual, lo único que puedes hacer es claudicar, víctima de la rotundidad de su presencia y la esencia que emana. Se aleja de Dinah Washington, toca a Martha Reeves, entronca más directamente con Erma Franklin o Tina Turner, pero aún así hay algo que la diferencia.
Físicamente se da un aire con Morticia Adams, mezclada con la mujer de Herman Monster, un cardado que es la envidia de Fran Dresser en su época de "The Nunny" y un inigualable estilo cani de pandillera sin rehabilitar.
"Rehab" fue por cierto su primer gran éxito de este último álbum. "they tried to make me go to rehab/I said no, no, no/[...] cause there´s nothing, nothing you can teach me..."

Últimamente aparece borracha cuando actúa y la última algarrada fue su altercado con el público de Londres que, al verla en semejante estado de embriaguez, comenzó a abuchearla. Amy, ni corta ni perezosa, respondió directamente con una amenaza: "A los que me abucheáis, esperad a que mi marido salga de la cárcel".
Todo ello se ve aderezado con las lindezas que la nena suelta cuando hace alguna aparición en algún programa de televisión: "tengo un poquito de anorexia, un poquito de bulimia. Creo que no estoy del todo bien, pero ninguna mujer lo está". Ahí es nada.

Ahora lanza una reedición del disco que le ha dado la gloria Back to black, que incluye rarezas y versiones en maqueta de algún éxito. Además, esa reedición viene apoyada por un dvd que recoge un concierto en Londres que revisita su disco multipremiado y su anterior trabajo Frank. En concreto el título del dvd es I told you I was trouble (Te dije que era un problema)...y ya se sabe que el que avisa no es traidor.
El País, en su suplemento dominical de hace unas semanas, la ensalzaba como una de las figuras musicales del año y advertía a aquellos que la comparaban con Pete Doherty (ex de Kate Moss): "Sí, hay similitudes. Son gamberros y tienen problemas con las drogas y el alcohol, pero Amy tiene talento y vende discos", cosa que precisamente no se puede decir de la banda de Doherty.

15 noviembre 2007

Yo sé de muchos que se están empezando a hartar

En la edición digital de ayer, 14 de Noviembre, el diario El Mundo hace un buen repaso a lo que está siendo el año 2007 para la Familia Real. Hace mucho tiempo que quería hacer un post acerca de ellos, especialmente al hilo de una entrevista en el programa de televisión que suple al otrora glorioso Salsa Rosa: La Noria.
Un programa conducido por el atractivo Jordi González y que repite el esquema de sus precedentes en la noche del sábado de Telecinco. A este paso va camino de instaurarse como un clásico en la cadena italiana, como ya lo hiciera José Luis Moreno con TVE1.

La primera parte de esa entrevista, se supone que es una charla amable, la ocupaba el ilustre Luis del Olmo, periodista de gran calado popular, que con gesto adusto y una enjundia en el hablar que ni el mismísimo Cela hubiera resultado tan sentencioso en cada palabra. Nuestro protagonista comenzó a hacer un repaso de lo que ha sido toda su vida laboral y personal. Desde los inicios como humilde redactor hasta su ascenso como magnate de la comunicación.
No dijo cómo llegó, pues todos sabemos que no sólo con trabajo se asciende de una manera tan portentosa, más aún cuando entendemos que hay ciertas relaciones con mandatarios que ayudan, y no poco.

La cosa iba discretamente bien hasta que empezaron a abordar el tema de la quema de fotos del rey en Gerona por un grupo de independentistas. Ahí, el afamado periodista, dueño de un verbo tan florido como errado, sentenciaba a cada momento frases que contenían muy muy cerca los términos "republicanos", "salvajes", "desalmados", etc... y toda una serie de calificativos que de un modo coherente pueden encajar, pero sin duda cada uno en su lugar.

Para empezar, ser republicano (como el que escribe) no tiene por qué ser sinónimo de "vándalo" o "maleante". Un republicano exige que una institución tan rancia y trasnochada como la Monarquía no siga gozando de los privilegios que se le otorgan desde el principio de los tiempos. Exige que la dirección de un país democrático sea llevada por un Gobierno elegido cada 4 años, que cumplan promesas electorales y se conciencien con el país y la situación en que viven (los Reyes difícilmente pueden hacer esto).

Lo positivo que tiene esto es que gozan del poder 4 años y si la cagan, ese chollo se agota. La Monarquía es casi de cartón piedra, como figuras de cera del Madamme Tussaud, no se mueven, no hacen nada, no se pronuncian...siempre igual, mismos privilegios, mismos halagos...pero trabajar, lo que se dice trabajar, pues más bien poco.

Pensemos en España. Si desapareciera la Monarquía, la figura del Presidente del Gobierno y la Primera Dama ganarían importancia, es decir, que lo que hace la reina o el rey lo pueden hacer Zapatitos y su banda perfectamente. Así matamos dos pájaros de un tiro, sin necesidad de pagar anualmente a una familia que sirve como "funcionarios", a los que se les paga una millonada, que no dejan de tener hijos, que salen en la prensa del corazón por activa y por pasiva, que dejan patente divisiones de clases (recuerden la sangre azul del principito mezclada con la de la plebeya Letizia -con Z de Zapatero-)...


A pesar de todo, hay gente que dicen que nos representan bien. ¿Representan bien? "Sí, no dan escándalos". Ah, debe ser que eso de estar todo el día en boca de todos es mantener una imagen y no estar dando razones para hablar de ellos.
Bien, si hablamos de representar y los Reyes tienen que existir: ¿para qué sirve un diplomático o un embajador?

...y todo eso ha dado sus frutos: Leonor y Sofía, pero la cosa no queda aquí, Elena ha dado también dos churumbeles, pero de los de Cristina con su cada vez más enriquecido ex jugador de balonmano ya hemos perdido la cuenta.
Además, tendemos una mano a la ex Monarquía griega (apoyados con parte del presupuesto de la Familia Real), también la ex Monarquía búlgara ha encontrado un hueco en las esferas de influencia de la nobleza española...

Preguntas sin respuesta:

- ¿Tiene algo que ver en todo esto lo de ser un país tan rancio?
- ¿Por qué cuando uno se nombra republicano corre el peligro de ser lapidado?
- ¿Por qué se ha conocido la separación de la primogénita justo después del "¿Pero por qué no te callas?"
- ¿Cortina de humo? ¿Nos manejan a su antojo?
- ¿Libertad de expresión y condenan a los periodistas de El Jueves a pagar una indemnizaciónde 3000 €?

27 octubre 2007

Divertirse es un ARTE


Durante un agosto muy muy apretado visité una exposición que ahora me apetece resaltar. Era en Cádiz y se centraba en los gurús de lo que en su momento fue la movida madrileña.

A estas alturas parece que todo se ha dicho y que la movida ha sido analizada al derecho y al revés por personajes de toda índole y pelaje. Sin embargo, en este momento en que tanto se debate sobre los jóvenes de hoy, las leyes de Memoria Histórica y la Educación para la Ciudadanía (en mi época llamado Ética y Cívica) merece la pena recordar lo que en aquel momento copó portadas, marcó tendencias y ayudó a salir y romper con un pasado marcado por la represión.

La primera parte tomaba como columna vertebral las fotos que PPM hizo a todos los personajes dedicados al mundo del arte y espcialmente de la noche. La Diputación de Cádiz decidió acoger e impulsar la retrospectiva sobre Pablo Pérez-Mínguez bajo el título "Mi vida fotográfica (1967-2007)."
La obra de Pérez-Mínguez en palabras de Txomin Salazar se caracteriza porque "en sus fotografías, como fantástico retratista, supo captar el espíritu de sus protagonistas plasmando, en una imagen tras otra, nuestra constante metamorfosis, convirtiendonos a todos en fotoporos, héroes, dioses o reinas."

Divertirse era un arte, la frivolidad algo que la gente más estilosa desarrolló hasta sus últimas consecuencias, el sexo y la liberación como una vía de autoconocimiento, la fama algo intangible pero perpetuamente ansiado, el poder, las drogas por doquier, escapismo, urbanidad, orígenes pueblerinos, nuevas estrellas, ídolos caídos...

Todas esas noches estuvieron marcadas por pintores, diseñadores, músicos, estilistas, cineastas, modelos, vividores, aristócratas...Así es como podemos contemplar fotos de la juventud de Miguel Ángel Arenas (Capi), Bernardo Bonezzi, Pedro Almodóvar, Bibiana Fernández, Ágata Ruíz de la Prada, Carlos Berlanga, Rossi de Palma, Carlos Lozano, Alaska, Alfonso de Borbón...y un larguísimo etcétera que nos llevaría mucho tiempo enumerar y analizar. Los modernos del momento que hoy se han convertido en gente respetable y profesionales de referencia en su ámbito laboral. Evidentemente, no todos. La mayoría se quedó en el camino, pero valió la pena.


A estas alturas -esta frase no es mía, pero soy de la misma opinión- la Movida (a pesar de que siempre parece contada por los mismos- supuso el último movimiento artístico y cultural que ha vivido este país. A partir de ahí llegaron los áridos años 90, que pasaron sin pena ni gloria entre la ruta del bakalao, las niñas de Alcaser y las Mama Chicho. Pronto estará de moda la época "nineties", pero por ahora supone un páramo de idas y venidas sin mucha sustancia (quién sabe si fue necesario o no).


Ese abismo que es el desierto


Amos Oz es un escritor israelí de plena actualidad. La razón es que hace unos meses se dio a conocer su reconocimiento dentro del apartado de las letras como uno de los premiados en el Prícipe de Asturias. Por poco no se hace con el Nobel de Literatura a la misma vez (que este año ha recaido en Doris Lessing).

Terminé hace unas semanas el libro "No digas noche". La sencillez de su narración no concuerda con la complejidad de los sentimientos que invaden a los personajes que por ellas desfilan.
Oz despliega un soberbio dominio de la narración, de esa técnica con la que intercala acciones y reacciones por parte de dos personajes que iniciaron una andadura vital conjunta -teniendo muchas cosas en común y compatibles- hasta descubrir esos mismos puntos como un desencuentro.
Es extraño cómo los puntos expresados sobre una misma situación que poco a poco divergen hasta hacer que lo que antes partía de un mismo tronco, símbolo de dos personas en perfecta comunión, llegan a convertirse en tramas ajenas la una a la otra.

Amos Oz platea un libro sencillo y complejo, aunque por encima de todo imprescindible. Al final uno comprende que los sentimientos y las batallas que emprendemos a favor o en contra de ellos son las más duras. Pase lo que pase al final de su lectura, uno siempre entiende que ha merecido la pena atravesar esa historia. Las cosas son complicadas siempre. ¿O tan fáciles que nos resistimos a asumirlo?

Mensajes Elocuentes

A veces uno se pregunta dónde olvidé mi cámara justo en el momento en que la necesito. No tanto por las cosas que ves (que al final las retienes durante un tiempo) pero no las sostienes de una manera más gráfica, como sucede con las fotos.

Una noche, saliendo de un bar, no hace mucho tiempo encontré ésto:





Y hace poco podía leer en la fachada de una casa de gente de rancio abolengo el siguiente mensaje:



Obviamente, a pesar de la falta de ortografía, sobran las palabras. Ahora sólo quedan los comentarios.
Besos y ya estoy de vuelta surcando esos cielos...

24 septiembre 2007

La Velocidad de Septiembre.


Y es que hay momentos en los que lo único que te apetece es salir corriendo...sin mediar palabra con nadie.

Esta situación me recuerda a algo que muy poca gente entendió de "Forrest Gump", cuando empieza a correr y está casi tres años en la carretera para luego, de repente, decir que quiere volver a casa a descansar un rato.

No sé, hay cantidad de veces en las que simplemente necesitas dar un paseo, solo, estar contigo un ratito para poder ordenar ciertas cosas...Sinceramente no le veo el sentido de tener o no la fuerza y la suficiente perspectiva para encajar bien lo que te toca.


Salir corriendo me parece que siempre apetece cuando hay cambios inminentes, cuando no puedes pensar con claridad ciertas cosas, cuando tienes que decidir y no haces más que alargar el tiempo para pensar y no se encuentran asideros necesarios para apoyar una decisión...


Y es que hay veces que no hay motivos (o no nos apetece revelarlos).


¿Recuerdas la última vez que quisiste salir/saliste corriendo?



07 septiembre 2007

Me Fotografío

Me gusta mucho mirar hacia arriba. Sobretodo cuando es verano y estás seguro de que el cielo es azul y la luz te puede deslumbrar. Nada como unas gafas de sol o un tupido cortinaje para proteger la vista. Existen montones de historias que suceden por encima de nuestras cabezas, a muchos metros del suelo.

Cada día tengo que trabajar. Me encantaría tener la sensación de que mediante mi trabajo ha avanzado algo en cualquier aspecto de mi vida, pero algo me dice que trabajar permite que te mantengas en una situación por un periodo más o menos indefinido (que no eterno) de tiempo...pero con la consecuencia de que tu alrededor no se ha movido especialmente. Por primera vez, anoche, tuve la sensación del paso del tiempo.


Algún día llenaré un jarrón de tulipanes.


03 septiembre 2007

El amor es una cosa muy seria

Casi por casualidad descubrí en la librería La Carroza Carmesí. La puse en un atril con objeto de ver qué ocurría, si alguien se sentía atraido por ella...Justo al día siguiente un hombre hacía una llamada preguntando si disponíamos de algún ejemplar. Vino y me comentó que era un libro maravilloso.

La Carroza Carmesí es una novela húngara, ambientada en el Budapest de principios del siglo XX, a través de la cual nos asomamos a las vidas de dos actrices: Silzvia y Klára. La primera es una delicada y joven belleza que aspira a ser primera actriz, mientras que la segunda goza de una belleza mucho más oculta, pero con una voz resultona, que le ha hecho merecedora de algún que otro papel en la lírica de los teatros pueblerinos.

Un personaje que coprotagoniza la historia es Rezeda, el atribulado poeta errante que acompañará a Klára en su flirteo con la bohémè budapestina. Un personaje forjado como un Don Juan, a base de transgredir normas, huir y empezar de cero en numerosos lugares...aunque su experiencia con mujeres no sea tan abundante.

Las dos actrices se ven secundadas por la tía de Silzvia, una rica terrateniente de la región del Drave que viene ocasionalmente a visitarlas y a darles dinero para que sigan con su fingida solvencia.

La fiebre de la juventud, los deseos de que pasen cosas interesantes en sus vidas y las ganas de que llegue el hombre que las hará enloquecer de amor se mezclan con la ironía y la frivolidad propias de quienes protagonizan este relato y de los lectores que se asoman al mismo.

La ciudad de Budapest se dividía en dos: Buda y Pest (un amigo me ha comentado que este verano estuvo y aún pervive esa división). La primera es la parte adinerada, pija, bien...y la segunda sería la zona más deprimida. No obstante, todos cruzan al otro lado cuando se trata de infringir las leyes de la corrección moral y social. Al otro lado nadie te conoce, la libertad reside en ese anonimato que se perfila como el elemento a mediante el cual se arriesgan a ser ellos mismos sin ser censurados.

"El amor es una cosa muy seria" es una frase que aparece en la novela. Me encanta que los personajes tomen ese sentimiento tan manoseado (y personal, así como subjetivo) como elemento que atraviesa toda la novela. Todos lo buscan (el amor) o lo huyen, pero en todos está presente y tienen una actitud bien marcada hacia él. Silzvia tiene apenas 20 años y su mente fabula febrilmente, confiesa haberse enamorado decenas de veces y recrea sus desvaríos mentales amoroso en voz alta, tan vívido que parece real. Klára, por su parte, es esa persona que casi te está pidiendo permiso para entrar en tu vida sin dejar de lado los sueños y su particular complicación para llegar a lo que ansía, un amor adinerado para gozar la vida. Rezeda es el romántico-bohemio trasnochado...a todas luces un suicida, escarmentado y consciente de su infelicidad, pero un romántico al fin y al cabo.

Toda una galería de personajes que no dejan de ser tiernos por triviales y frívolos que resulten.

No puedo decir que sea una gran novela, de hecho si la recomiendo no es por la certeza que tengo sobre ella, sino precisamente por lo contrario: no estoy muy seguro ante qué tipo de obra estoy. Sólo puedo advertir algo, hacía mucho que no leía una novela tan rápido, con tanta agilidad y siguiendo a los personajes y su periplo de una manera tan gustosa.

30 agosto 2007


Orhan Pamuk es uno de esos autores de los que poco advertirías si no le hubiesen dado el Premio Nobel de Literatura 2006. He de decir que ante la presentación de sus obras uno se siente un poco indiferente. He visto cantidad de veces libros suyos en estanterías y en mesas de todas las librerías, pero nunca me había atrevido a elegir una de sus obras y no tenía claro por qué debería darle una oportunidad. Sin embargo, a pesar de tener Estambul hasta en la sopa me animé, más movido por mi curiosidad de poder decir algo de este autor que por el hecho de leerlo en sí por interés literario. Lo conseguí y tras estudiar detenidamente el libro por el que debía empezar. Elegí El Castillo Blanco. Algo raro en mí es que no leí el texto de la contracubierta, por tanto sabía más bien poco de lo que trataba el libro, hecho que me incitó a enfrentarme a este turco de la manera más limpia que conozco.

La entrada en la historia es rápida y recurre al método (tan cervantino) del manuscrito encontrado, a quien rinde tributo en el primer y último capítulo del libro. Alguien encuentra un manuscrito de una historia que él va a contar porque le ha encantado. Se nos presenta como un transmisor de esa historia.

Los hechos comienzan con el abordaje de un barco turco sobre una embarcación italiana. Los marineros italianos son apresados y llevados como rehenes. Algunos serán vendidos como esclavos, otros ejecutados.
Es así como se empieza a cuajar una relación entre un reo y el Maestro, un hombre de ciencias que aspira a conocer más. Toma al esclavo italiano como elemento que establezca un nexo de unión entre él y esa cultura occidental, completamente diferente y de la que pretende sacar toda la información posible de ciencia, literatura, cultura, sociedad, formas de vida...En definitiva un pozo de sabiduría del que beber.

El Castillo Blanco recrea esta relación durante 20 años, un tiempo en el que el italiano desea volver a casa como si nada hubiese pasado (donde le esperan sus padres, amigos y su prometida). Por otro lado está el Maestro, a quien está manumitido como esclavo, que no lo dejará marchar de ninguna manera (su tarea aún no ha acabado).

Apoyándose en esa división dual tan de Italo Calvino, Pamuk refleja esos lados de los personajes, las dos cosas entre las que se debaten, los deseos encontrados y la realidad que los abate. Lo buenos o inteligentes (ellos, según el Maestro) y los estúpidos (el resto). A través de los diálogos y las diferentes situaciones a las que tienen que hacer frente los personajes en la novela vemos cómo se gesta una relación de odio y desprecio entre ambos personajes, pero que al final acaban por ser completamente dependientes. Las formas han de cuidarse y cualquier sublevación por parte del esclavo será severamente castigada. Hay que mirar por la propia vida, de modo que el saber cómo decir las cosas (animar, desanimar, herir...) es crucial y aquí es donde nos adentramos en el reino de la sutileza (la cual acaba cuando conocemos el fluir de los pensamenientos verdaderos del esclavo-narrador).
Acaban por ser satélites el uno para el otro, complementos fundamentales de su realidad y su razón de ser.

Pamuk rinde un maravilloso tributo al arte de contar historias, a la desmedida pasión por fabular e inventar...Hasta un punto en que sus personajes llegan en ocasiones a confundir la realidad y la ficción (como D. Quijote), las experiencias vividas con las inventadas...llegando a mezclar lo que cuenta el otro como algo propio hasta llegar a un cúmulo de informaciones que desembocan una usurpación de algo esencial en las personas: su identidad. Juego muy muy complicado con una apariencia muy simple.

Todo un regalo de pura literatura para disfrutar desde el principio. Tiene algo malo: se acaba.
Pd.: Dando vueltas a este asunto, estos días me dedico a escrutar mi vida y las cosas que pueden configurar mi identidad. ¿Alguien tiene alguna idea de los elementos que configuran la identidad de una persona? (Te rogaría que, si has llegado a leer hasta el final de esta reseña, me ayudes a responderme. Gracias.)

28 agosto 2007

90 + 60 + 90 = 240

No es de extrañar que hoy día se oigan y se vean cosas como las que se ven en las aulas de nuestros institutos. Me puse a pensar en ello a raíz del comienzo del reality "supermodelo 2007" que se emite en Cuatro.

Estamos de acuerdo que forma parte de ese filón (bastante agotado a estas alturas) de la telerrealidad televisiva, pero hay ciertas cosas que escandalizan. Para empezar lAs concursantes. Todas ellas son niñas cuyas edades oscilan entre los 16 y los 24 o 25 años. Ni qué decir tiene que se trata de una franja de edad en que la madurez de ellas es tan dispareja en que las aptitudes y habilidades se ven extremadamente desarrolladas en unos casos y en otros están absolutamente mermadas. Por poner un ejemplo: la chica de 16 años se marcó una llorera porque sus padres son altos y ella sólo mide 1.69 y espera llegar a 1.72 para poder ser una "top". En medio de su marasmo mental cree que ha dejado de crecer porque hace deporte. Supongo que en su lógica mental intuye que la energía que quema endureciendo sus músculos no se invierte en crecer a lo alto (a pesar de que evita crecer a lo ancho). De otro lado del ring se sitúa una chica de 24 años (¿no es mayor para ser modelo?) que aparece como un buey por un tejado, con una seguridad (absolutamente ficticia) e infundiento miedo ante la posibilidad de ser agredidas en esa autoestima de cristal.

El programa incitó a que todas ellas votaran a las 4 candidatas que menos merecían estar en el programa. La consecuencia directa era que las 4 más votadas dormirían en el suelo, pues sólohabía 16 camas y 20 candidatas. Ya estoy imaginando a nuestra futura "top model" internacional con hernia de disco o artritis reumática (?). Esta idea por parte del programa muestra las ansias por crear fricciones, cuando no desaforadas peleas, en el seno de esa "academia" y dar más vidilla al programa, que es lo que importa. De este modo, y siempre excusados en el hecho de que la vida de una modelo NO es fácil, se generan contenidos para el programa de la mañana, para Boris y Ana y para "Sé lo que hicísteis" (a estas alturas uno de los pocos programas que merecen la pena para pasar un buen rato).

El jurado era de lo más ecléctico.


Un rancio estilista (él insiste en autodefinirse como clásico) ultrabronceado por rayos UVA y con más dificultades para hablar y vocalizar que la mismísima Ángela Portero. Una Adriana Carembeau que no sabía dónde se había metido, que ponía caritas para fingir que se enteraba de algo (se estaría cagando en la puñetera madre del que hacía la traducción simultánea). Una directora de la "academia", o sea, la Nina de Supermodelo 2007 que se creyó Dita Von Teese por un día, algo que le quedaba grande y se veía de lejos. Decidió dar su primera clase y medir a las chicas vestida con un short tejano recubierto por un tutú negro...Arreglá pero informal. Nada como eso para discutir las mentiras que todas las concursantes habían dicho con respecto a sus medidas. Ni qué decir tiene que ninguna de ellas llegó a la tan cacareada combinación 90-60-90. Una vez desenmascaradas sólo quedaba estamparlas con la realidad o llenarles la cabecita de pajaros (¿adivinas por cuál optó?).
Y entre los miembros del jurado destacaba esa pedazo de Vicky Martín Berrocal -ahora, dicen, que metida a diseñadora- aunque para el público sea harto conocido que su mayor logro fue casarse con un torero y ahora aparecer en revistas y como contertulia en un programa de la misma cadena que emite el reality que nos ocupa.
Me detengo aquí:

Nuestra querida Vicky fue a los mejores colegios (presumiblemente por crecer en el seno de una familia pudiente) pero una educación y un saber estar que brilla por su ausencia. Utiliza un tono de voz excesivamente alto (léase canorra-arrabalera), con una expresión facial que recuerda a Meredith Grey invadida por el bótox y con una propiedad para opinar que deja perplejo al personal. En Channel Nº 4 esta chica aparece como perenne contertulia, pero con una salvedad. Ella opinaba con gran autoridad cuando nuestra querida Penélope sufrió la rotura de la cremallera de su Christian Dior (todos sabemos que con su don de la ubicuidad ella estuvo presente en la prueba del mencionado modelito). No obstane, cierra la boca cuando una invitada de más altos vuelos (Julia Otero) comienza a hablar de temas ligeramente más profundos: paparazzi, comunicación, derechos... Llegaba a cerrar tanto la boca que la cámara no abría un plano general para ofrecer una panorámica de la mesa de tertulia, ni la enfocaba para ver cómo "escuchaba" atentamente algo de lo que probablemente no está entendiendo ni jota. Pues sí, el influjo del arrabal llega para seleccionar a una top de lo más cañí: cani, pero indiscutiblemente IN (que parece ser que una cosa no está reñida con la otra, ¿o sí?).

Menos mal que ahí estaba la mujer que más alto ha llegado dentro de la moda en España: Judit Mascó. La otrora top y hoy eficaz comunicadora sorprendió a todo el mundo con ese etéreo vestido rojo y un sol de chapa dorada que le daba un cierto toque pop al programa homenajeando a Xena, la princesa guerrera vestida de fiesta. La desenvuelta Judit que ha desfilado para todos los diseñadores importantes y ha viajado desde París a Murcia dejó atónito al personal con ese gracejo de madre, modelo, presentadora y seguro que también solvente actriz (faceta aún no explotada).

Lo que uno puede concluir con un día de programa es algo de lo que va a suceder. Malos rollos que por supuesto en toda "escuela de modelos" que se precie son necesarios para que las niñas se endurezcan, abordar el tema de trastornos alimenticios con la seriedad que sólo a ellas caracteriza, deporte a saco para calmar los ánimos...y conocer así lo duro que es ser modelo.

Termino con Ágata Ruiz de la Prada y su célebre frase con respecto a la polémica de la Pasarela Cibeles y el IMC (Índice de Masa Corporal): "Pero bueno, vive de su cuerpo, son sólamente modelos, no estamos hablando de un Premio Nobel. No entiendo por qué tanto revuelo. Lo importante es la ropa que llevan...". Al final hasta va a tener razón.


13 agosto 2007

Todo lo que Melissa Hindell puede desear

El sábado decidí dar una vuelta por uno de mis rincones favoritos de la ciudad, el Monasterio de Santa María de las Cuevas, en la Cartuja, que desde hace años alberga lo que es el CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo).

Aparte de la programación de películas y conciertos que tienen en verano (algo de lo más refrescante gracias a Nocturama) tienen una exposición de lo más interesante: Bios 4, Arte biotecnológico y ambiental.

El inicio del recorrido de las galerías recoge una serie de videocreaciones de danza de diferentes artistas (Ver Bailar. Diálogo entre la danza y las bellas artes). Es interesante, pero el visitante se topa con tanto televisor, tanto plasma, tanta música, tanto ruido de ensayo... que abrumarse es lo mínimo que uno puede hacer.

Personalmente creo que lo más interesante es la colección de fotos que acompañan a algunas de videocreaciones, incluso una tarima en la que mediante un bolso de escuela o unos simples rotuladores indelebles se insta al espectador a que "interactúe" con la obra. Las fotos más interesantes para mí fueron las de Rebecca Horn (¡Hechas en 1970!!!). Tienen un formato grande y juegan con la ventaja de estar tiradas en blanco y negro.

Merece la pena esperar hasta llegar al segundo tramo de galerías, que acoge a Bios 4. De entrada me parece total el hecho de que las obras se exhiban en las antiguas celdas de los cartujos, aunque desdibujadas, aún quedan vestigios de lo que un día fue (por más que el tiempo haya pasado y la antigua fábrica de loza que más tarde allí se instaló haya modificado partes fundamentales de un monasterio).

En esta exposición se acerca al visitante el arte biotecnológico o bioarte que, como se dice en el folleto, "hunde sus raíces en el Body Art de los años 60 y 70 dejando que la materia prima de la expresión artística sea la vida o sus materiales originarios: genes, tejidos fragmentarios, órganos u organismos desarrollados, o bien la materia viva virtual, simulacros digitales del ADN, de las proteínas, o incluso el resultado del cruce entre estas dos realidades".

Merece la pena visitarla, revisitarla y volver a visitarla. Realmente interesante y muy divertida. Sales con buena cara al ver algo chulo.

Al contemplar la obra de BILL VORN no pude evitar acordarme de Melissa Hindell. Apuesto a que mataría por una instalación como ésta:



No sé si Lidia es consciente de todo esto. Ojalá anime nuevamente a nuestra querida pintora y ceda a alguna de las peticiones de la excéntrica galerista.

31 julio 2007

Exorcizando Demonios

Patti Smith fue una de sus inspiraciones más importantes. Cuando Robert estaba más atrapado en sí mismo y no sabía hacia dónde tirar la encontró. Patti era una poetisa y llegaba a un Nueva York en plena ebullición. Ambos tenían caracteres tan distintos como compenetrables. Él era un hombre que entendía cómo debía comportarse para captar algún cliente o un potencial contacto para que su obra saliera adelante. Obviamente a Robert nunca le gustó que sus primeros inicios -collages fotográficos de lo más obvios- fueran tratados como "uno más" por parte de galeristas y marchantes de arte.




Patti, por su parte, era una mujer tremendamente impulsiva y sociópata. Realmente no le gustaba casi nadie de quien tenía alrededor y sentía como una amenaza cualquier indicio de buen rollo entre Robert y cualquier hombre o mujer que se acercase.

Las fotos con ese estilo descuidado y tan a su aire proceden de aquella dilatada etapa en la que ellos coincidieron viviendo en el Hotel Chelsea, que acunaba a todo lo más granado de la modernidad de los 70.

Robert y Patti encajaban como nadie. Estaban enamorados, especialmente ella de él, aunque la verdad estaba todavía por aflorar.



Los primeros recitales de renombre en los que participó la Smith fueron un auténtico fracaso, y ella contribuyó a que así fueran. Los que intercedieron por ella para que apareciese en una sala repleta de lo más selecto del intelectualismo underground del momento no pudieron más que enrojecer de vergüenza cuando escuchaban a la nena con aquellos graznidos de versos sin sentido e inconexos.

Poco a poco Patti fue convirtiéndose en musa-fetiche con la que Mapplethorpe experimentaba. Llegaba a estar verdaderamente agobiada con Robert siempre danzando por la casa, o en cualquier parte, cámara en mano asediándola a fotos.



Además de servir de objetivo visual para el fotógrafo, fue encauzando su carrera poética hacia la música. Tomando el texto como pilar principal, incorporó música gracias a los contactos que hacía en la noche neoyorkina. Muchos de sus "ligues" eran cantantes o instrumentistas de algún grupejo del momento.

Según ella, se atravesaba un buen momento musical gracias al "punk", dado que todo cabía en ese estilo.

Y llegó su primer éxito y con él una mítica foto de Robert:


Esta foto hacía de imagen del primer álbum de Patti Smith: "Horses". La compañía de discos estuvo al borde del colapso cuando le presentaron esta foto. Imagen que, según su compañía de discos, sugería una cierta ambigüedad sexual, con el pelo revuelto, completamente desaliñada y un incipiente bigote. Multitud de publicistas afines a la discográfica propusieron retoques e incluso alternativas para la portada...Todo fue en vano. Patti vió en esta foto la portada de su primer disco y no iba a permitir que el trabajo de Robert no fuera admirado.

Creo que Patti Smith no deja de ser algo contemporáneo, actual.

Ella hace que nos vuelva una brisa de Rimbaud, que regrese a nosotros un simbolismo delicioso que sólo se comprende cuando se conoce a la artista, su vida. Es una delicia explorar esa clave encriptada que poseen grandes artistas. La clave de su obra literaria más biográfica Babel se entiende a través de su vida. Todo tiene un sentido.

Babel es un manojo de artículos y divagaciones escritas por la Smith durante una convalecencia de meses. Cuando salía de gira con uno de sus discos más fracasados empezó a dar tumbos en el escenario, a escenificar un sacrificio, a hacer de su actuación un ritual…Tanto danzó que perdió el equilibrio y una aparatosa caída la postró durante meses en la cama. Pasó la convalecencia en el apartamento con Mapplethorpe. Fue en ese momento cuando comenzó a dar forma a ese cúmulo de estados de ánimo, desvaríos, aciertos, sinsentidos, crucigramas, pajas mentales derramadas sobre ese papel…

Patti será siempre moderna.

30 julio 2007

MI CANALLA FAVORITO


Una de mis asignaturas pendientes fue conocer a Robert Mapplethorpe. Me lo mencionaron hace mucho tiempo y la biografía de Patricia Morrisroe la he tenido permanentemente en la lista de libros pendientes.

Finalmente lo hice y hubo momentos de verdadera incredulidad ante lo que leía. Es muy curioso como cuando te acercas a un artista (fotógrafo, pintor, escritor, cantante...) desde su obra las cosas se perciben de manera muy distinta a cuando lo haces desde su biografía. Llegué a un punto en que pensé que debería estar prohibido escribir sobre una persona todo lo que ha hecho en su vida...pero lo cierto es que al final entendí que Mapplethorpe estaría muy felíz de que se hablase de él de esa manera (o de cualquier otra con tal de que se hablase).

Me sorprende cómo un artista, alguien que ama su profesión y cree en lo que hace (supuestamente de manera desinteresada) busca la fama y el reconocimiento de manera DESESPERADA. Es más, llega un momento en que alcanzado el RECONOCIMIENTO no crea a no ser que haya una suculenta suma de dinero de por medio. Claro está que todo esto podría tener una lectura psicológica muy previsible. Podríamos hablar de carencias en su infancia, traumas infantiles, fallas en su educación...obsesiones que si te pones a rascar en la epidermis de la psicología de una persona seguro que encuentras el por qué de ciertas actitudes y deseos.

Sin embarbo Robert surgió de una familia humilde, de un barrio obrero, con una férrea educación católica y una vida que responde perfectamente a la cuadrícula que instauran los padres. Gente corriente que ve cómo su hijo hace justo lo que se espera de él. Imitaba a su hermano mayor, negaba su sexualidad y podía hacer cantidad de cosas más salvajes con tal de ocultarse tras una espesa cortina de humo con hechos absurdos.

Pero Nueva York deparaba muchas cosas para alguien con tantos secretos y una personalidad harto adictiva. Se convirtió en el blanco perfecto del mundo más salvaje. Entroncó con la gente más "in", con ricos y aristócratas, con lo más granado del panorama de la clase alta. Le llevó su tiempo, pero consiguió hasta tener un "mecenas". Deseó todo lo que no tuvo (una clase alta) y rompió con su pasado (lo que hacía peligrar su cada vez más cercano "nuevo estatus").

Todo ello no habría sido posible si Patti Smith no lo hubiese acompañado en ese camino. Ambos deseaban la fama por encima de todo. Estaban segurísimos de conseguir lo que se propusieran. En gran medida lo hicieron, especialmente Patti -que obtuvo reconocimiento antes que Robert- pero que según éste no estuvo a la altura (¿se cansó? ¿se perdió?) de la personalidad que requería dicha fama.

Un disco de debut (con portada de Robert) con éxito fulminante. Un segundo trabajo discográfico en el que se pasó de lista y la masacraron. Un tercer album sin pena ni gloria...y el cuarto, que le devolvió todo lo que perdió (Mapplethorpe haciendo la portada incluido) con el que decidió hacer un parón.

La parte más desagradable de todo ello es que reparas en que el talento de la gente (por abultado que éste sea) NUNCA es suficiente. Hay que querer llegar a ser alguien, hay que desear con todas tus fuerzas la fama y hay que aceptar el peaje que has de pagar por ese idilio con ella.

En este sentido Robert estuvo mucho más dispuesto que su "pareja artística", la Smith, cuya fama se la comió. Mapplethorpe, por su parte, seguía creando con la estrategia en su mente, exposiciones paralelas, temáticas distintas, simetrías de lo más viscerales -que diría Winterson- con todo ese entramado de personajes a los que bailaba el agua con tal de que lo mantuvieran, lo apoyaran, lo empujaran, hablaran de él y lo ayudaran a medrar.

Robert era un trepa, con talento, pero un trepa.

Un fotógrafo, pero un gran fotógrafo.

La conclusión que saqué fue algo como "¡Qué horror, todo el que triunfa es un trepa!". ¿A ésto se le llama envidia? ¿La fama es algo deseado por todos? ¿Alguien enferma de fama?

Las fotos de este "bandolero" de la fotografía me han robado algo y todavía no sé qué es. Debo madurar esta idea y comentarla con la bruja pecosa del norte (si coge el teléfono).

A pesar de todo lo dicho, o quizás precisamente por todo lo mencionado en el post, Robert Mapplethorpe es digno de ser mirado, observado, admirado, detestado, juzgado...y amado.

26 julio 2007

¿Qué nos va a pasar?


Hace poco comentaba con una amiga el problema de verse en una encrucijada laboral. Encrucijada en la que a menudo nos debatimos entre lo que deseamos (por estímulos de toda índole y pelaje) y lo que conseguimos (lo que ofrecen y frecuentemente hay que aceptar por cojones).

Es muy llamativo cómo cuando aceptas un trabajo las promesas que se hacen van rematadas con un discreto "pero", una levísima objeción que las más de las veces se contempla como algo leve y remoto. Es por ello que en ocasiones no alcanzamos a prepararnos para hacer frente a esa pequeña traba. Y es que pesan más otros motivos...

Al rechazar un trabajo para comenzar en otro las dudas se disparan. La vil duda que nos arrastra a no apreciar lo que hemos conseguido, sino lo que hemos perdido. La pesca del salmón en Yemen es una novela que supuso una apuesta muy fuerte por parte de Salamandra (la editorial que se hizo de oro gracias a Harry Potter). Desarrolla la historia de cómo el "capricho" de un jeque árabe por importar salmones salmones ingleses a los ríos de su pequeño país. En su deseo de que ello se lleve a cabo contrata a una economista y un científico piscicultor. Todo el proceso cuenta con un presupuesto ilimitado y una variación actitudinal que va desde la incredulidad científica más radical hasta la fe más mística y ciega.
La novela es entretenida y no da para mucho más. Pero en mis ganas de sacar algo más allá de una lectura de entretenimiento debo remarcar un aspecto que me interesa.

Es cierto que podemos leer libros de mayor calado, pero creo que pecamos de escepticismo y cuidamos muy poco esos sentimientos que hacen que nos movamos (fe) y que ciertamente son de lo más irracionales (por carecer de base científica y palpable).

Concluyo con el tiempo que la fe creo que la profesamos todos, pero la disfrazamos de confianza. No creo que tengamos fe en nosotros, sino que ponemos en marcha un plan de acción -mejor o peor dibujado- hasta llegar a dar forma y color a nuestras aspiraciones. Creer (fe) en que es posible que algo se lleve a cabo lo llamamos confianza y determinación.

La FE supone la "creencia en algo sin necesidad de que haya sido confirmado por la experiencia o la razón, o demostrado por la ciencia", mientras que la confianza "esperanza firme o seguridad que se tiene en que una persona va a actuar o una cosa va a funcionar como se desea". ¿Los tomamos como sinónimos?


Cuando a medianoche se escuche
pasar una invisible comparsa
con música maravillosa y grandes voces,
tu suerte que declina, tus obras fracasadas
los planes de tu vida que resultaron errados
no llores vanamente.
Como un hombre preparado desde tiempo atrás,
como un valiente
di tu adiós a Alejandría, que se aleja.
No te engañes
no digas que fue un sueño.
No aceptes tan vanas esperanzas.
Como un hombre preparado desde tiempo atrás,
como un valiente
como corresponde a quien de tal ciudad fue digno
acércate con paso firme a la ventana,
y escucha con emoción -no con lamentos
ni ruegos de débiles- como último placer,
los sones, los maravillosos instrumentos
de la comparsa misteriosa
y di tu adiós a esa Alejandría
que pierdes para siempre.



Siempre me impresionó este poema. No creo que defina mejor el dolor y la resignación de una pérdida. Perdemos cuando elegimos, perdemos sin querer, perdemos queriendo... Perdemos porque también ganamos...


...y siempre hay una brisa de dolor en esas pérdidas.

La cuestión es ¿cuántas Alejandrías puedes perder y aún así seguir viviendo? ¿Cuántas perdemos hasta el día de nuestra muerte?
Kavafis fue un visionario a la hora de medir el tiempo. Llega un momento en el que ganar no cuenta, sino lo que permanece y se mantiene...lo que no pierdes y nunca se gasta.

23 julio 2007

Un polvo de 2500 €


"El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que el viernes dio la orden a la Fiscalía de la Audiencia Nacional para que iniciara acciones legales contra el último número de la revista satírica ‘El Jueves’, defendió ayer la decisión judicial por la portada “manifiestamente injuriosa” dedicada a los Príncipes de Asturias."

Empecemos por el hecho de secuestrar una revista por una viñeta "injuriosa". Supongo que sería igual de ofensivo que dijeran algo injusto y falso sobre cualquiera (y no se adoptaran medidas cautelares). ¿Molesta porque son los Príncipes o porque es injuriosa realmente? ¿En qué agrede? ¿Porque da por sentado que todo el mundo folla? Quiero pensar que si no fueran los Príncipes de Asturias los protagonistas la portada se retiraría igualmente...¿o no?
Obviamente la portada, el sentido del humor y todo lo que rodea a este asunto va en la línea de lo que publica "El Jueves". No he sido nunca en gran fan, pero siempre me ha parecido una publicación NECESARIA.

Doy por sentado el hecho de que la Casa Real estaba al tanto y -a pesar de su comunicado- SÍ han ordenado su retirada. A nadie le hace gracia verse reflejado en semejante postura con su pareja y sometidos a dominio público...pero chico, a mí tampoco me hace puñetera gracia tener que pagar unos impuestos para que tú (y toda tu prole) sigan viviendo del cuento. El precio de la fama (lo llaman así, ¿verdad?)

En el fondo lo que no les ha gustado es que se critique esa actitud de que las Infantas con como conejas y andan fornicando como cualquiera (más ahora si le dan 2500 € para un nuevo Channel) para que el jueguecito de la Monarquía no se acabe.

Tarde o temprano caeréis...y lo veremos.

En resumidas cuentas, me quedé sin habla ante la noticia. Cuando se censuran opiniones, que no hacen más que expresar en clave de humor el pensamiento de muchas personas, no puedes hacer nada más que sentir que siempre eres manipulado y que lo que finalmente te llega no es siempre lo que sucede.


Puestos a establecer un sistema de censura para generar buenos modales en los españoles, podríamos elaborar (entre todos, claro) una serie de propuestas para que sean frenadas en los medios de comuniación. Cosas que nos agredan. No sé, los programas del corazón donde se somete a escarnio público a un pobre diablo, el fútbol y su actitud competitiva que desemboca en peleas, las carreras de motos y coches que inducen a desarrollar las ansias de velociadad, las películas con escenas de sexo -que a tanta gente inspiran- pueden llevarnos a crear futuros violadores-maníaco-sexuales...

¿Se te ocurre alguna más?




02 julio 2007

Aquellos ¿maravillosos? años


La misma diferencia y otras historias fue un cómic que llegó a mí por pura casualidad. De repente alguien me lo puso delante y dijo "Te lo vas a llevar". Empecé a hojear las páginas por encima y me encantó la tipografía (muy redondeada, hasta llegar a imitar los trazos de una persona sobre el papel) y es la historia de dos jóvenes amigos que se van haciendo mayores, que van saliendo de casa...y ven cómo sus compañeros y ex-compañeros emprenden vuelo. Abandonar el feudo de la adolescencia y los primeros 20 para incorporarse a otra juventud: de los 25 a los 35.

Llama la atención esa curiosa manera de enfocar un tema como el de "te estás haciendo mayor"y ves que la gente que estaba contigo en el instituto crece y consigue cosas...y empiezas a tener edad de ir consiguiendo cosas tú también.

Es cierto que el dibujo que nos propone Derek Kirk kim se aleja totalmente de los trazos que se dejan ver en una novela gráfica más estandarizada (y con clara intención de convertirse en obra de culto tipo Clowes o Tomine), pero su efectividad radica en lo entretenido de sus imágenes (con momentos muy "teenager") y una progresión de la acción controlada más con mano cinematográfica que literaria.

El texto no es nada rígido, al contario, se amolda al cuadro de la imagen de cualquier manera, pero siempre sometido a la línea de progresión del diálogo.


La misma diferencia y otras historias es altamente recomendable. No es la gran obra, pero no tirarás el dinero. Además, tiene un cierto olorcito a verano de interior...

27 junio 2007

Nada se compara...

...a la leyenda de semillas que deja tu presencia.

Si entre mis preferencias musicales destacan nombres como el mencionado abajo (Tori Amos, Fiona Apple, James...), en la literatura los nombres se diversifican un poco, pero siempre hay dos constantes. Una de ellas es -desde hace mucho tiempo- Espido Freire.
Lejos de intentar asediarla con la retahíla de curiosidades que me podrían asaltar en cualquier otra situación, me limité en un principio a escuchar.
Creo que Espido Freire es la autora que más reivindico junto con mi otra gran pasión literaria: Jeannette Winterson. Y las obras con las que ambos idilios comenzaron fueron más destacadas serían Escrito en el cuerpo (Winterson) e Irlanda (Freire).
La charla tuvo lugar en el Forum de la Fnac. Iba acompañado y algunos juraron que asistirían a la caída de uno de mis mitos literarios. De hecho, se aventuraba que me arrepentiría de haber atesorado prácticamente el total de su obra. (Sí, en casa sólo gozan de sección propia Espido, Jeannette y Daniel Clowes).

El motivo era una charla en torno a Mileuristas, la última publicación de la bilbaína. El motivo era una charla más libre, que abarcó desde trastornos alimenticios (es conocido su compromiso con este tema), al componente fantástico de su literatura (y la literatura en general); desde el oficio de escritor hasta la esperanza que nos queda a los que somos mileuristas.

Este libro es recomendable por varias razones. En primer lugar porque asistimos a un disección muy ordenada de todos los elementos que provocan esta situación de “mileurismo”, y los mileuristas, cuando algunas de ellas tenían lugar, ni nos enteramos o no podíamos prever una consecuencia.

Además, nos permite entender cómo se sucedieron ciertos acontecimientos que en un primer momento podían resultar aislados o no cruciales, pero que finalmente hemos comprobado cómo se encadenaron con otros que sí fueron haciendo que el resultado (o la pelota que se forma al final) sí es considerable.
Tras la primera parte del ensayo -un tanto desoladora porque me ví alarmantemente reflejado- llega la segunda que, una vez ya curado de espanto te resignas y al final te quedas con ganas de más.
¿Por qué espanto? Porque me dio por pensar que de repente todo había sucedido plácidamente mientras nos las prometíamos muy felices...y nunca vienen mal ciertas bofetadas.

En conclusión, la palabras de Espido me transmitieron paciencia, pero especialmente la idea de que hay que ACTUAR.

Como colofón, pude saludarla (fugazmente y mucho menos de lo que me gustaría) y firmó mi libro de Mileuristas y sobre todo uno de los libros que atesoro desde hace mucho tiempo: Irlanda.
Debo agradecer el azar de encontrar ese, la vez que me lo regalaron en pasta dura, a Espido que lo escribió…y años después lo firmó.

Pronto la segunda parte de Mileuristas y una nueva novela. Es curioso esto de la novela. Al acercarme pregunté por eso...y anoche me enteré de que había ganado el Ateneo de Sevilla. Me pregunto si ya lo sabía (¿?).

Ahora ando buscando información acerca de la salida de la novela...¡¡¡Ambientada en la Primera Guerra Mundial!!! Todo esto está siendo muy raro. A ver cuándo sale y la compro.

Mientras tanto, este aviador reparte besos para todos mientras sobrevuela Gyomandrod.

26 junio 2007

Tengo ganas de bañarme en el mar



While Im far away from you my baby
I know its hard for you my baby
Because its hard for me my baby
And the darkest hour is just before dawn
Each night before you go to bed my baby
Whisper a little prayer for me my baby
And tell all the stars above
This is dedicated to the one I love

Ahora que empieza el verano me doy cuenta de lo que es un clásico en la gente al prepararse para ir de vacaciones. La mayoría siempre acaba por meter en la mochila algo para leer (una novela, una guía de viajes…) y algo para escuchar (un disco nuevo, una recopilación hecha por uno mismo…).
Esta parte es importante porque para trayectos largos hay que tener en cuenta la música que vamos a escuchar. En estas ocasiones lo que me va es ese tipo de música que parece que cuando suena y estás en el coche, tren –o cualquier otro medio de transporte elegido– lo que te pide el cuerpo es casi dar saltos en el propio vehículo.
Justo por ello y para combinar ambos palos os recomiendo “Días como éstos”, de J. Torres y Scott Chantler, editado en Dolmen Editorial. En esta novela gráfica nos situamos en Nueva York, en donde asistimos a cómo en los años 60 se crea un grupo de tres chicas (en la línea de The Supremes, The Ronettes o The Shirelles) con el típico sonido “motown” y siempre tratando de divertirse con la música.

El proceso de grabación de un single, después el disco y todo lo que ello conlleva…condicionan el desarrollo de los acontecimientos.
El retrato de una época llena de matices, que todo el mundo tildará de éxitos preparados para el consumo masivo, pero que apelan directamente a los sentimientos y consigue lo más importante: emocionar.

Además, el cierre del cómic tiene un epílogo que ahonda en las ideas que tenemos de la música preparada para triunfar, sale en defensa de composiciones preparadas para su éxito instantáneo…

Huele a puro verano, un buen compañero de viaje.


Tonight you're mine, completely
You give your love so sweetly
Tonight the light of love is in your eyes
But will you love me tomorrow?
Is this a lasting treasure
Or just a moment's pleasure
Can I believe the magic of your sight
Will you still love me tomorrow?

25 junio 2007

¿Qué me pasa, doctor?

El cómic del momento se llama Psiconautas (Alberto Vázquez, 2006). Sí, sé que llego un poco tarde, pero no puedo resistirme a recomendarlo a todo aquel que tenga la osadía de leer estas líneas y le apezca acercarse a un mundo tan negro y opresivo como el que cobra sentido en estas páginas.
Es la historia de dos "amigos" y su respectivo deambular por el difícil momento de la infancia-adolescencia.

El primero es un niño (más bien un freak browniano) que quiere volar. Desde pequeño ha sido instruido por su padre "Birdman" para que entrene y lo intente cada día. Cuanto más mejore su técnica más cerca estará de su libertad. La ansiada libertad de "Birdboy" es volar y poder ir hacia donde quiera, lejos del pueblo, en donde todo el mundo lo tilda de raro, monstruo, mala influencia...para el resto.

Cuando muere su padre (a manos de las fuerzas de seguridad locales) "Birdboy" tiene que vivir solo y recurrir a antidepresivos y drogas desde muy pequeño. Es complicado para un niño de su edad resistir y seguir adelante cuando se tienen tantas carencias y miedos.

Por ello, en la escuela no deja de ser el bicho raro al que nadie quiere acercarse. Nadie excepto "Dinky", una ratona que tuvo una infancia ejemplar: buenas notas, amable y colaboradora con los amigos y compañeros, afectuosa con los padres, iba a la iglesia los domingos...hasta que su padre muere y su madre contrae matrimonio de nuevo con el único fin de no estar sola. El padrastro de "Dinky" es un híbrido de ratón y mapache que la única vía que ve para hacer que su hijastra vuelva al redil es leerle la cartilla diariamente y refregarle lo buen hijo que es su hermano, un perrito faldero -sí, un perro hermano de un ratón, ¿qué pasa?- que apenas habla y que va cubierto con una máscara de "warrior" mexicano.

Todo un cuadro de monstruos en tratamiendo depresivo al que recurre Vázquez para hablarnos de la soledad, de estados de ansiedad y demás carencias que todos padecemos en mayor o menor medida o de una u otra forma.

Tanto la ratoncita "Dinky" como "Birdboy" tienen algo en común, aparte de ser rechazados por el entorno, desean con todas sus fuerzas ESCAPAR. Poco a poco ven cómo esa serie de tentativas escapistas van teniendo sus frutos. Ven cerca la manera de largarse y dejar todo atrás...hasta que algo inesperado los frustra y los devuelve a la maldita realidad.

Una alegoría extrapolable a los tiempos y rachas que pueden correr para cada uno de nosotros en diferentes tramos de nuestra vida.

Un poco duro, pero necesario. El primer atractivo es la ilustración. Su portada está diseñada a base de cartulina de papel reciclado estriado, en mate y colores pastel. Las páginas no están numeradas y el texto es tan básico que la verdadera complejidad y efectividad de la obra estriba en la solvencia y maestría con que ha sido estructurada gráficamente.






21 junio 2007

La caja de Tori



American Doll Posse es el nuevo disco de Tori Amos. Tras el punto de inflexión que supuso la aparición de Strange Little Girls (2001), un disco de versiones que servía para cerrar un contrato discográfico y emigrar a otra compañía en la que las cosas no resultaron como esperaba, todo parecía indicar que la música de Amos iría por otros derroteros (recordemos sus inicios punk en los 80).

El disco resultante de Sony a Warner fue Scarlet´s Walk (2003), algo que sorprendió a muchos por la diversidad de las canciones y la densidad de las mismas. No obstante, a pesar de que el disco fue bien recibido, se catalogó como una obra de transición en la discografía de la pelirroja. Superada esta fase (iniciada con ganas) y una gran gira incluida, vuelve cual hija pródiga a Sony.

De este modo, de vuelta a casa, algunos concibieron su siguiente álbum The Beekeeper (2005) como una continuación del anterior, pero un poco más elaborado. El cuidado se puso en la selección de las canciones y la división del disco en 6 partes: "desert garden", "rock garden", "elixirs and herbs", "the orchard", "roses and thorns" y "the greenhouse". Sin duda fue un disco muy sensorial, un acabado muy orquestal, muy parcelado en lo que a ritmos y temáticas se refiere. Así, más como abeja que como apicultora, Tori consiguió crear su propia colmena que se llenó de aromas, sabores, texturas...y que le devolvió un poco el lugar que parecía estar perdiendo.

Sin embargo, The Beekeeper hacía presagiar que la Tori Amos que en 1991 (con Little Earthquakes) empezara una personalísima carrera y con un arranque fulgurante había ganado en personalidad, había instaurado su estatus como referente para las cantautoras femeninas, pero se había acomodado. Ahora el concepto parecía ser menos brillante, pero igualmente efectivo, aunque quizás sólo para sus fans.

Y entonces llegó AMERICAN DOLL POSSE (2007)...

...y hemos recuperado a la Tori Amos no sólo con personalidad (hasta 5 apreciamos en este álbum) sino con una presencia y una actitud arrolladora.

American Doll Posse es como una pequeña fiesta en la que se dan cita diferentes personajes. El alterne entre todos es lo interesante y lo complicado a la vez. Dar cabida a diferentes perspectivas requiere coherencia y generosidad, ingenio y virtuosismo. Cualidades que ella posee a raudales y, en este caso, ha valido la pena la espera.

Ha agotado el tiempo del disco (78m:55s), ha dado cabida a la belleza, la historia, la ciencia, la política...y se ha inspirado en diferentes personalidades femeninas esculpidas en el partenón ateniense. Abre su gira europea en Roma (y no en Amsterdam, como de costumbre). Visitará Ucrania o Polonia (y no España, que es que ya manda huevos).

Para poder llegar mejor a fans y curiosos ha estructurado una web acorde con el momento, ha creado blogs para las 5 mujeres (que ellas mismas actualizarán durante la gira) y las ha fotografiado resaltando sus atributos, cual divinidades griegas, con unas fotos tan logradas como expresivas.

La razón de la importancia de la salida de este American Doll Posse radica en el hecho de que equipara la calidad musical y artística de este trabajo al de sus grandes hitos anteriores. Un disco al nivel de otros tan celebrados como Little Earthquakes y guarda similitudes más evidentes con Under The Pink o From The Choirgirl Hotel.

Más complejo, más estilo, más rockero, más salvaje, más original y fresco…más Tori.

Me agradó un comentario de La Loca de la Casa que manifestó que junto con Feist, el disco de Tori Amos es ya el disco del año. No soy el único…y serías un inconsciente si no te dejaras seducir por estas 5 mujeres que nacen desde una misma. Algo que se hace extensible a la complejidad de cada uno de nosotros. ¿O no?




LA REINA HA VUELTO

Presentando a PIP:
PIP es un cuerpecito frágil con una energía absolutamente desenfrenada. Una especie de felino a punto de saltar sobre su presa con toda su furia. Por eso, el recurso empleado por Tori con este "alter ego" implica que el guitarreo, rockerismo y aspereza en la voz sean la tónica dominante en sus intervenciones dentro del "american doll posse".

Ah, ella protagoniza algunos de los momentos estelares del disco. Para empezar mi favorita: "teenage hustling" o las no menos lucidas "fat slut", "body and soul", "velvet revolution" o "smokey joe".



Presentando a SANTA:




SANTA es el símbolo de la belleza y la seguridad. Consigue sanar y salvar todo tipo de contratiempos mediante un consejo: "¡Mírate al espejo!, ¿Qué ves?. Un momento, un poco más. No mires tus defectos, BUSCA tu belleza." La búsqueda de la belleza significa pasión...y una vez encontrada es pura seguridad.

Momento especial "you can bring your dog", "secret spell", "body and soul" (duo con Pip), "programmable soda" o "dragon".

Presentando a CLYDE:

CLYDE es el sexto sentido. La búsqueda de la gente más allá de sus actos. Supone rastrear la utenticidad de las personas...y todo es absolutamente relativo. Un aire más relajado (aparentemente) es el que caracteriza a esta mística concentrada en las pequeñas cosas.

Clyde protagoniza cuatro momentos muy importantes: "bouncing off clouds" (que es uno de los temas más destacados por los fans), "girl disappearing", "roosterspur bridge" y la que más la define "beauty of speed".

Presentanto a ISABEL:



ISABEL significa la libertad y la apertura mental. Mantiene su actitud de documentadora de lo que ve, luchando por la objetividad...y como ella misma afirma, la objetividad es algo que úniamente se puede conseguir si se tiene la capacidad para ver las cosas a través de diferentes puntos de vista.

Actitud historicista, documentalista...recopiladora de perspectivas. Cámara en mano y a mostrar lo que ve, luego tú opinarás.

Los momentos protagonizados por ella son "yo george" (las malas lenguas dicen que arremete contra george bush), "mr. bad man" (una de mis favoritas, no podía resistirme a comentarlo), "devils and gods", "almost rosey" y "dark side of the sun".


Presentando a TORI:


TORI es la responsable de todo esto. Afronta su noveno disco de estudio con una gran decisión, atreverse a ceder protagonismo a sus 4 compañeras extraídas de mujeres míticas del partenón. Seguramente pensó que igual era un disco más, pero lo cierto es que NO. Ha compuesto un disco muy diverso, pero coherente. Temáticamente muy amplio, pero abarcable.

Casi perfecto. Los momentos que se ha reservado Tori son "big wheel", "digital ghost", "father´s son", "code red" y "posse bonus".

Gracias por VOLVER.

20 junio 2007

Nos vemos el Viernes


Para los despistados, spam oficial:



VIERNES 22, Sala OBBIO c/Trastamara, 29 (Junto a Plaza de Armas)



Habrá una revisión visual a todo el fenómeno sideshow y del circo freak con Tod Browning en nuestro corazón MIELPOPS DJS los autenticos traga vinilos venidos desde la estepa rusa: indiepop, electrónica y discochochi



NIÑAS SODÓMICAS DJS las asombrosas siamesas popys: sunshinepop, twee y tecno-rumba.



ENTRADA LIBRE


19 junio 2007

A vista de pájaro

Bueno, más vale tarde que nunca...Ésta es la respuesta al MEME (que no sé muy bien lo que es) al que me instó El Antifaz.

Se trataba de seleccionar un paisaje que nos hubiera marcado de alguna manera, algo que para mí es un aprieto, porque no es que tenga una trayectoria vital importante. Conozco bien mi ciudad y la gente con la que me muevo, pero viajar lo que se dice viajar, he viajado muy poco...No porque no quiera, sino porque dadas las circunstancias no puedo.

Si hay un paisaje al que puedo recurrir porque se quedó en mi mente por razones muy personales es Ronda y ese enorme desfiladero (El Tajo de Ronda) que antaño dividió la ciudad en dos. Necesitaron muchos años para encontrar la manera de conectar ambos "peñones" y hacer vida como una ciudad, con objeto de que todo estuviera articulado y conectado.
Tras sucesivos intentos fallidos, se erigió una obra monumental: un puente que duró mucho tiempo, de grosor suficiente como para construir pequeñas celdas que andando el tiempo harían de prisión para bandoleros y rufianes de toda índole y pelaje. Además se trazó un recobeco en vertical que hacía posible un descenso hasta las aguas del río que se aloja entre ambas moles de piedra.

El puente unió la ciudad finalmente y ambas partes de Ronda comenzaron a ser una sola, completándose mutuamente con esa otra mitad que a ambas partes les faltaba.

Después de una temporada en la que todo se nubló, se torció por completo y parecía que la carga con la que este aviador tendría que lidiar era insostenible, aterricé en esta ciudad por obra y gracia de Mambo.

Son recuerdos muy vivos, de ese café, de esos paseos y de asomarme una y otra vez al precipicio desde el que se divisa a lo lejos tierra y montañas. Fue sensacional ver desde esa altura casi celestial unos campos primorosamente labrados, en los que los surcos no eran meros arriates por donde canalizar el agua, sino unas cenefas arabescas diseñadas con esmero. Todo para mostrar al visitante el hecho de que el utilitarismo no se riñe con la estética, que los enclaves naturales ceden amablemente paso a sofisticados guiños que hacen que las cosas se vean mejor (gracias a los detalles).

Es un sitio que recuerdo y al que algún día he de volver.

Tiempo más tarde, en una visita a mis padres, me puse a revolver entre fotos antiguas. Como el que no quiere la cosa vi a una serie de militares haciendo maniobras entre cuerdas. Estas cuerdas unían las dos "peñas" rondeñas mientras tíos como trinquetes hacían enquilibrios dentro del programa de actividades de su servicio militar (a esta nuestra España). Reparé en lo complicado de hacer esa maniobra y posar hábilmente para la instantánea...Uno de ellos era mi padre que, todo hay que decirlo, en sus años mozos era bastante resultón.

Más que el MEME o el paisaje ésto es una manera de compartir partes de mí. A veces vuelo tan bajo que se me puede ver (pero todo es rápido) por eso casi no se entiende nada de lo que escribo...y eso me gusta...

Besos desde esta atalaya rondeña...jejeje...